AUTOGÁS GLP

¿Que es
el Autogas o GLP automoción?

El gas licuado del petroleo es una mezcla de gases
facilmente condensables presentes en el gas natural o disueltos en el
petróleo. Se produce en la extracción de líquidos más
pesados a partir del gas natural, y como un subproducto en la refinación de
petróleo. Originalmente es inoloro e incoloro, pero se le agrega una
sustancia pestilente como en el caso del gas natural, que sirve para ser
detectado facilmente.

Actualmente,la oferta de autogas o GLP para la automoción excede la demanda en la mayoría de los países refinadores de petróleo, en consecuencia el precio es bajo
comparado con otros hidrocarburos.

El GLP o GPL gas de petróleo licuado, es muy usado en vehículos menores (Autogás),
pero hasta el momento es escaso en transporte público de tamaño grande. La tecnología de motor para los vehículos GLP es muy similar a la de los vehículos a gas natural pero con numerosos puntos a favor.

Por su condición de gas, facilita una combustión más completa y limpia, que se refleja
en la reducción del 90% de emisión de partículas .
Tiene mayor resistencia al autoencendido que la mejor gasolina, por tener 103
octanos.
Sus gases de escape son más limpios, por tanto reduce la contaminación
ambiental.

El ahorro está sustentado con el hecho de que el costo del GLP es bastante inferior al de
cualquier gasolina. Incluso que la gasolina de 84 octanos. 

Usando GLP en lugar de gasolina, se reducirá el gasto operativo del automóvil,
o dicho de otra forma se conseguirá un ahorro de entre 40% y 50% del gasto
actual en gasolina.

El autogas también reduce considerablemente los humos de escape. Debido a su
alto octanaje, el autogas no requiere de aditivos, lo que se refleja en una
menor cantidad de emisiones contaminantes. 

Otro de los beneficios que permite el uso del autogas, es la imposibilidad de ser sustraído del depósito que lo almacena. Esto quiere decir que se elimina la posibilidad
de pérdida del carburante, situación muy común con la gasolina en el caso de flotas de vehículos.

Tecnologías para transformar a GLP

Existen distintas tecnologías para transformar un vehículo a GLP. Aqui definimos las más ventajosas y punteras en el momento actual para el sector de la automoción, la
inyección de GLP en fase líquida para motores de inyección directa o indirecta.

El futuro es el Glp en fase líquida por Repsol
-"De momento, se sabe que, inyectado GLP en fase líquida, el coche se comportaría igual"-

GLP en fase líquida para vehículos de inyección directa.

LPi ( Liquid Propane injection ) es el nombre comercial de la tecnología utilizada para denominar el sistema de introducir AUTOGAS (GLP) de forma liquida en los motores de los vehículos a gasolina con inyección indirecta.

Esta manera de utilizar el AUTOGAS, permite que por una especie de efecto intercooler se
consiga un mayor rendimiento y eficiencia en el funcionamiento de los motores de combustión. El sistema de inyección líquida para el GLP en motores de inyección indirecta, utiliza los propios inyectores de Vialle mediante una instalación rápida y sencilla.

Ventajas

Ahorro económico desde un 35% sobre la gasolina y 25% sobre diesel.
Mejor rendimiento en comparación con los sistemas que introducen el GLP en
forma de gas.
Alcanza el mismo rendimiento que el sistema de inyección de combustible tradicional y se supera en algunos modelos.

Permite una regulación más precisa de la mezcla.
Ganamos fiabilidad.
Prevención de problemas de diagnóstico EOBD.
Utilización óptima del sistema de gestión del motor de  gasolina de donde se toma la información.
Mínima cantidad de mezcla explosiva en el colector de admisión.
La composición del GLP no es importante como ocurre con otros sistemas.
Se consigue una reducción significativa de partículas en suspensión.
Las emisiones de
CO2 son extremadamente bajas con una reducción entre el 10 y 20%.
La reducción de emisiones de NOx
óxidos de nitrógeno alcanza aproximadamente el 70%.
Se mantiene la fuerza motriz en comparación a la gasolina.
Conducción equivalente a la gasolina.
No utiliza el sistema de refrigeración del vehículo, por lo que la transformación no
es agresiva para este.
Se consigue reducciones del nivel de ruido.
Aumentan la vida útil del motor y aumenta la autonomía del vehículo por ser bifuel.

 

 

 

 

 

Con el desarrollo del sistema LPdi Vialle ha vuelto a confirmar su posición de liderazgo como fabricante de sistemas para la utilización de GLP como combustible alternativo .

El LPdi es el siguiente paso del sistema  LPi, la adaptación del sistema de inyección liquida para vehículos de inyección directa.

Al igual que con el sistema LPi, el sistema LPdi mantiene el gas en estado líquido durante todo el proceso. Sin embargo, con el sistema de LPdi las válvulas de admisión no se tienen en cuenta, por lo que su utilización se hace adecuada para los nuevos motores
de inyección directa
. El gas se introduce en los cilindros a través de los inyectores de gasolina estándar.

Para este innovador sistema se han desarrollado y patentado varios componentes nuevos.


Ventajas

El sistema LPdi tiene varias ventajas.

Se trata de un sistema de mantenimiento amigable ya que debido a la inyección directa no se requiere el reemplazo de filtros.

No se realizan modificaciones en el sistema de refrigeración del motor por lo que toda la potencia del motor sigue estando disponible.

La inyección directa del GLP también puede permitir una reducción de CO2 de hasta un 20%.

Para los vehículos nuevos y existentes, se mantiene el cumplimiento del nivel  emisiones  Euro 5.

La inyección directa permite determinar la cantidad exacta de combustible a inyectar. Esto a su vez, asegura la capacidad total para gestionar el motor de manera adecuada.

Permite que el consumo de combustible sea el óptimo y se mantengan las prestaciones.

 

Técnica

El sistema LPdi hace uso de un depósito con una bomba de membrana similar a la utilizada en el sistema  LPi. La bomba aumenta la presión en el sistema y posibilita la
circulación de combustible.

El corazón del sistema LPdi está constituido por la “Unidad de selección de combustible” (FSU), elemento patentado que permite cambiar sin problemas entre la  utilización de gasolina y GLP.

La gasolina y el gas se introducen en la FSU y el combustible seleccionado pasa a la bomba de alta presión original del coche, la que aumenta la presión a más de 100 bar antes de que se realice la inyección en el motor .
El sistema es único, de tal manera que el vehículo puede operar en modo monofuel (utilización de un solo combustible) y por lo tanto,
el motor se puede arrancar en GLP.

El sistema de gasolina sólo sirve como un respaldo en caso de que el tanque de GLP esté vacío. Por supuesto, el conductor es libre de cambiar de un combustible a otro si así lo elige a través del botón de cambio de combustible.

El autogás tiene la propiedad física que bajo ciertas circunstancias se pueda evaporar bajo la influencia del calor. Esto puede producir tiempos de arranque más largos que los que se utilizan en los motores de gasolina. Con el fin de evitar este efecto, la bomba de gasolina se activa en el momento que la puerta del coche se abre, la acumulación de presión en el sistema, produce que el combustible en estado gaseoso se vuelva a  comprimir y de esta forma pase al estado líquido deseado para el momento de arranque.

Disponemos de punto de repostaje de GLP en nuestras instalaciones disponible al publico.